Categoría: Ajedrez

Reflexiones sobre el ajedrez y la literatura.

El zoo ajedrecístico: el lugar donde se encuentran los animales, el ajedrez y la poesía

El zoo ajedrecístico: el lugar donde se encuentran los animales, el ajedrez y la poesía

El ajedrez y la poesía son dos caminos que se han entrecruzado múltiples veces, probablemente desde que existen ambos. Esta colección de poemas, llamada El zoo ajedrecístico, vuelve a transitar por ellos, iniciándose con una adaptación libre de uno de esos poemas que se hermanan con el ajedrez. El poema original, escrito por Ezra Pound, me ha servido de inspiración para iniciar un camino recorrido por las piezas del ajedrez, acompañadas por diferentes animales, y también por sus campeones, que nos contemplan desde un universo poblado día y noche por peones que danzan bailes imposibles, siempre gobernados por las leyes de las matemáticas y la belleza.

Equivalencias animales en el mundo del ajedrez

El zoo ajedrecístico busca mediante el lenguaje poético encontrar una equivalencia en el reino animal a cada una de las piezas con las que se juega al ajedrez, de la torre al peón, y del pez martillo al camaleón. También, el zoo ajedrecístico, es un homenaje a todos los campeones del mundo que han existido, desde finales del siglo XIX hasta el siglo XXI, desde los lejanos tiempos de Steinitz hasta el campeón de principios de este siglo, Magnus Carlsen. Y en cada uno de esos campeones, se ha buscado una equivalencia en el reino animal a su forma de jugar, o a su forma de ser, o a sus filias o a sus fobias.

Ha sido fundamental en la escritura de este breve poemario la colaboración de la artista guatemalteca Jazmín Negro. Sus ilustraciones acompañan cada uno de los poemas, tanto los dedicados a las piezas del ajedrez, como los dedicados a los grandes campeones de la historia de este juego inmortal.

El trabajo creativo no ha seguido el orden tradicional en estos casos, donde primero se escribe el poema y luego se ilustra, o primero se buscan ilustraciones como gérmenes del texto. En su lugar, ha sido bidireccional, empezando por el texto que inspiró a Jazmín Negro, pero que continuó cuando sus primeros bocetos me hicieron reflexionar sobre la idoneidad del texto inicial, lo que me llevó a reescribirlo completamente, buscando resonancias que inicialmente me habían pasado desapercibidas. Digamos que nos hemos inspirado mutuamente y el trabajo que se encuentra en este poemario es su resultado. Encabeza esta entrada una de las ilustraciones originales de Jazmín Negro para El zoo ajedrecístico.

@ Javier Nodras (2020)